Ya está disponible la segunda edición de nuestra revista en papel ¡Visita nuestra tienda!

Ferragamo anuncia la nueva campaña RENAISSANCE

Los miembros de la nueva comunidad de Ferragamo se imaginan como protagonistas atemporales de obras maestras del Renacimiento italiano, mientras que una serie paralela de imágenes ofrece una visión del proceso: El Renacimiento es un símbolo de resurgimiento, un esfuerzo colectivo en curso

La historia de Ferragamo no es simplemente, como dijo el fundador, «la historia del niño pequeño, descalzo e iletrado que se convirtió en el zapatero de las estrellas». Es también la historia de un renacimiento y una evolución constantes. Ciertamente, Salvatore Ferragamo, nacido en el pueblo de Bonito, el undécimo hijo de 14, que fabricaba un hermoso calzado desde los 12 años, renació en Estados Unidos como un joven artesano italiano que entendía los deseos de Hollywood. Ése fue el primer Renacimiento de Ferragamo.

Esta transformación se logró abrazando la herencia italiana con un talento audaz. Los interiores de su tienda en el 6683 de Hollywood Boulevard eran puro Renacimiento italiano: paredes con batik que parecían tapices del siglo XIV, sofás tallados a mano y lujosas cortinas que complementaban columnas clásicas. Aunque era de la región de Avellino, cerca de Nápoles, como italiano, Salvatore estaba hechizado por Florencia, la «Joya del Renacimiento», e imbuido del espíritu de aquel lugar y aquella época; comprendía su poder y su resonancia. Por eso, cuando unos años más tarde decidió regresar a Italia, sólo había un lugar que le sirviera: Florencia. Había comenzado un nuevo Renacimiento de Ferragamo.

El Renacimiento italiano fue una época de intensa creatividad y nuevas ideas. Celebraba la innovación y la artesanía, y casaba el arte con la excelencia artesanal. Todo esto quedó patente en el Palazzo Spini Feroni, la casa que Salvatore regaló a Ferragamo en Florencia en 1927. El palacio, que data del siglo XIII y sigue siendo la sede de Ferragamo, parecía emblemático de la bottega florentina, el taller o estudio de los maestros artistas y artesanos donde el diálogo y el intercambio de ideas y conocimientos permitían a los pensadores, intelectuales y artistas del Renacimiento desarrollar la filosofía y las habilidades locales hasta convertirlas en un fenómeno global.

Una comunidad creativa alimentaba la imaginación del fundador y difundía sus colecciones impregnadas de Florencia. Esto incluía no sólo a los compañeros artesanos de Salvatore, sino también a su extraordinaria clientela: gente como Audrey Hepburn, Greta Garbo, Sophia Loren, Lauren Bacall, Marilyn Monroe y Eva Perón (años más tarde Madonna vestiría Ferragamo cuando interpretó a Perón en Evita.

El centro de la experiencia florentina que impulsó la creatividad de Ferragamo, símbolo del corazón palpitante de la continua celebración del Renacimiento en la ciudad, fueron los Uffizi. Iniciados por Giorgio Vasari como oficinas – uffizi – para Cosimo I de’ Medici, Gran Duque de Toscana, en 1569, fue uno de los primeros museos modernos, abriendo su galería al público en 1769 y convirtiéndose en museo poco menos de un siglo después. A lo largo de la historia de Florencia, los Uffizi han sido un faro que nos ha recordado la importancia de las ideas eternas, el arte, la belleza y la creatividad.

Hoy Ferragamo elige asociarse con los Uffizi para acompañar la visión del Director Creativo Maximilian Davis para la marca, utilizando algunas de las obras de arte más famosas de los siglos XV y XVI como escenarios para su trabajo. Al situar a musas, amigos y miembros de su diversa comunidad creativa en una sastrería nítida y un traje exquisito, con telas ricamente texturadas, materiales y colores atrevidos, el bolso Hug y las sandalias de oro inspiradas en los archivos en el contexto de obras de Bellini, Veronese y Botticelli, Davis ha creado un diálogo entre el pasado y el presente, los valores de la tradición y del progreso, las épocas pasadas y las generaciones futuras, tanto el espíritu del Renacimiento como el mundo del lujo del siglo XXI se ponen de relieve de forma diferente mediante la yuxtaposición.

Maximilian Davis afirma: «El Renacimiento está arraigado en Florencia, y Florencia está arraigada en Ferragamo. En este momento de nuevo comienzo en la casa, tenía todo el sentido reclamar la cuna del Renacimiento como nuestro hogar espiritual, y aprovechar el profundo espíritu artístico de esta ciudad para mostrar la nueva colección«.

Giorgio Vasari, 1534- BY PERMISSION OF THE MINISTRY OF CULTURE – Gallerie degli Uffizi.

Al igual que el fundador Salvatore colaboró con una comunidad artística, Davis invitó a un grupo de creativos a aparecer en las imágenes, incluido el fotógrafo de la campaña, Tyler Mitchell. La campaña New Renaissance narra la creatividad en ciernes, con un elenco de personajes que representan a modelos, músicos y creadores que habitan la puesta en escena basada en obras de arte, animándolas de una manera contemporánea.

Maximilian Davis construye el futuro de Ferragamo a través de las hábiles manos de sus artesanos, el estudio y la evolución de su patrimonio, el aprovechamiento de nuevos talentos creativos y el establecimiento de su propia comunidad.  Bienvenido al nuevo Renacimiento de Ferragamo.

Mi Carro Close (×)

Tu carrito está vacío
Ver tienda