Ya está disponible la segunda edición de nuestra revista en papel ¡Visita nuestra tienda!

Nobu Hotel San Sebastián, donde conviven la Belle Époque y el estilo 

Uno de los hoteles más característicos de San Sebastián, en a escasos metros de la Bahía de la Concha, enamora por su diseño de la Belle Époque junto con el estilo japonés, creando una autentica joya.

El hotel Nobu San Sebastián aterrizó en el epicentro de la bahía de la Concha, en un lugar privilegiado en el que el edificio conforma un tesoro de la Belle Époque. Antiguamente conocido como Palacio Vista Eder, haciendo honor a las hermosas vistas, que desde cada una de las habitaciones de este hotel boutique podrás disfrutar de la brisa, la bahía, y observar a la gente pasear por la extensa playa de la Concha. 

El palacio, diseñado por el ilustre arquitecto Francisco Urcola, se encuentra a unos pasos del Palacio de Miramar, residencia de verano de la Reina María Cristina desde el siglo XIX. Actualmente, la presencia del estilo Vascofrancés se contempla en la arquitectura exterior dando como resultado un reflejo de esos detalles en el interior, combinando un diálogo muy sutil con el concepto depurado de Nobu.

Este emblemático palacio se puso en manos del diseñador Tomás Alía para plasmar el concepto de lujo requerido por la firma. 

El estilo japonés y la filosofía de Nobu son conocidos por un carácter y una esencia muy marcada, lejos del estilo de la Belle Époque. Sin embargo, este hotel consigue establecer un vínculo entre los dos conceptos. El espacio se caracteriza por un sentimiento optimista, lleno de satisfacción, dominado por la elegancia y el refinamiento; aspectos que combinan a la perfección lo moderno y el lujo Nobu.

Un ambiente zen a la llegada

El sense of arrival se concibe como un efecto de transición entre el lenguaje vasco afrancesado de la fachada y el concepto japonés de Nobu. Tomás Alía desarrolla este espacio como si de una galería de pórticos Tori japoneses se tratase, llevándolo a un estilo contemporáneo. Estos pórticos nacen, conceptualmente, del ensamble de las maderas de la arquitectura tradicional, mientras que la luz y texturas de aspecto pétreos potencian un ambiente casi espiritual y zendesde la llegada del cliente al hotel.

Nobu Terrace, un restaurante con terraza que se funde con el mar

Nobu Terrace, es la zona dedicada al servicio de desayuno y bar-coctelería. Está ubicada de manera estratégica, en la que se proyecta el suelo hasta perderse con el horizonte de La Concha consiguiendo una sensación de vínculo constante con el mar mediante grandes ventanales que permiten la visión panorámica del mismo, aprovechando la terraza exterior.

Los paramentos verticales son tratados mediante celosías que simulan el movimiento del viento procedente del mar.

Todo este espacio queda jerarquizado por una barra de aspecto pétreo que simula una gran roca de pizarra que emerge del suelo, acompañado por una lengua que discurre por el techo con efecto espejado introduciendo, de nuevo, el mar en el interior.

Escaleras en forma de escultura

Las escaleras configuran un gesto escultórico que se desenvuelve en el interior de un edificio muy comprimido espacialmente, generando un efecto de ligereza. Los materiales de madera y microcemento envuelven ambos lados generando continuidad y homogeneidad en cada gesto. En el desembarco de la escalera, la madera se acompaña con un pergamino que se desarrolla a lo largo del pasillo contando una historia japonesa sobre tinta.

Habitaciones de alta costura

Las habitaciones representan una envolvente clásica con techos trabajados a dos alturas y rematados con molduras retroiluminadas. Los paramentos verticales siguen esta misma línea, revestidos con boiseries, de aspecto afrancesado que conjuga con la estética del edificio.

En la zona de la cama, el material protagonista es la madera homogénea en paramentos que se diluye mediante un patrón geométrico en el cabecero superior para jerarquizar la cama. Las habitaciones están decoradas con grandes y suaves alfombras, siguiendo los mismos patrones geométricos, ofreciendo confort al usuario. En la zona del vestidor se entiende el cuidado del detalle al contemplar los armarios lacados en alto brillo con la elegancia de una caja de música. Todo el mobiliario encaja a la perfección en cada una de las diferentes habitaciones como si se tratase de un traje de alta costura.

Mi Carro Close (×)

Tu carrito está vacío
Ver tienda